Alonso inicia el trabajo con el R28 en Enstone

2 01 2008
alonso_inicia_trabajo_r28_enstone.jpg

Los grandes cambios siempre se producen en los callejones sin salida. Eso es lo que tenía Fernando Alonso en McLaren. Repetir una temporada como la vivida en 2007 era imposible de soportar y el bicampeón asturiano decidió cortar de raíz. Volver a la situación perfecta cuando has dado un paso en falso no siempre es posible, pero en Renault han luchado por el piloto que le ha dado sus mayores éxitos y ha vuelto a ilusionarle.

Aunque el anuncio se produjo hace tres semanas (el 10 de diciembre), el primer día como piloto oficial de Renault fue ayer. Hasta el 31 de diciembre no vencía el contrato con McLaren y, por tanto, seguía unido a la escudería de Woking. En su página oficial un ligero pero trascendente cambio. Entre sus pilotos ha desaparecido Fernando Alonso. Fue una modificación realizada justo en el cambio de año. Para más adelante han dejado la incorporación de su sustituto, Kovalainen. La eliminación del asturiano certifica el final de una temporada complicada y el inicio de su regreso a Renault.

En los últimos días el asturiano ya se ha reunido con los ingenieros de su nuevo equipo para analizar el R28, pero el trabajo se intensificará a partir de esta semana cuando Alonso acuda a la fábrica de Enstone y comience a desarrollar el monoplaza. Les espera un duro trabajo para convertir el coche en uno parecido al que tantos éxitos les dio en 2005 y 2006.

Alonso llegó al conjunto galo en 2002 procedente de Minardi, aunque Briatore ya lo había fichado el año anterior. Esa temporada el italiano decide que no sea piloto oficial para que se familiarizara con el coche y darle la oportunidad al año siguiente. A partir de entonces la sucesión de triunfos fue espectacular. En su primera carrera puntu en la siguiente hizo la pole y su primer podio y sólo necesitó trece carreras para hacer sonar el himno español en Budapest. Quince triunfos, 37 podios y cuatro mundiales, dos de pilotos y otros tantos de constructores, pusieron el listón demasiado alto.

Su llegada a McLaren en 2006 parecía un paso adelante. Era llegar a uno de los equipos que ha hecho grande la F-1. El equipo de Senna, Prost, Lauda o Hakkinen. Pero las matemáticas no han sido exactas en esta ocasión. El mejor piloto sumado al mejor coche, con el permiso del F2007 del Cavallino Rampante, no aseguró el triunfo. La desorganización y la fe ciega del jefe, Ron Dennis, por hacer todo lo posible para hacer campeón a un novato pusieron el Mundial en bandeja de plata al que mejor supo aprovechar los errores ajenos, Raikkonen.

Todo eso forma parte ya del pasado y ahora el futuro ya no es plateado. El R28 espera ansioso que llegue el 22 de enero para que las manos que hicieron volar a sus hermanos mayores empiecen la puesta a punto de un coche que aún no conoce ni los colores que lucirá. El naranja predominante de ING en 2007 puede dejar espacio al blanco y azul de los millones de Carlos Slim. Justo una semana antes, Alonso, probará en Jerez el R27 sin control de tracción.

El asturiano volverá a estar al mando de un equipo que no le ha olvidado y que ha apostado por él para su retorno a los podios. Eso, unido a que lo conocido después por Fernando no supera su etapa inicial en Renault, hace que un paso atrás pueda significar varios hacia delante y, de paso, acabar con el dicho popular de que segundas partes nunca fueron buenas.

FUENTE | as

Anuncios




La FIA acusa a Renault de espionaje a McLaren, otra pesadilla para Alonso

8 11 2007

heikki-kovalainen.jpg

Renault, la posible escudería donde compita Fernando Alonso la próxima temporada, también ha sido acusada de espionaje por la Federación Internacional de Automóvil (FIA). Al parecer, posee documentación técnica sobre el MP4-22, el monoplaza de McLaren.

La noticia ha sido adelantada por la cadena británica BBC en su web y, según fuentes de la FIA, la información ‘ilegal’ que tenía Renault corresponde a “la disposición y las dimensiones críticas” del coche de McLaren.

Tendrán que declarar el próximo 6 de diciembre y los cargos son muy similares a los que se imputaron en su día a McLaren por el espionaje a Ferrari, es decir, de “posesión no autorizada de documentos e información confidencial perteneciente a McLaren”.

Además, segun se anuncia en la BBC, también había documentación sobre “la carga de combustible, el cambio de marchas, el sistema de refrigeración del aceite, el control hidráulico y un nuevo componente de suspensión utilizado en 2006 y 2007″.

Recordemos que la escudería británica tuvo que pagar 100 millones de dólares y se le arrebataron todos los puntos del título de constructores que estaba muy cerca de ganar. Una sanción parecida en Renault -muy posible conocido el contenido de los documentos- podría influir negativamente en el futuro de Alonso.

Max Mosley, presidente de la FIA, señaló que las acusaciones están motivadas por un antiguo empleado de McLaren que comenzó a trabajar con Renault y se llevó información confidencial. Algo muy parecido a las ya conocidas fotocopias del caso McLaren-Ferrari.

Fuente: 20minutos